Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 
 
Autor: Facundo Cabral
19/01/2018
EL PRIMER DESIERTO

H

e vuelto a mi primer desierto, a la Patagonia que me llena del vacío esencial, donde hace muchos años me despertaron las aguas del deshielo que bajaban de la cordillera de los Andes que tanto trajiné de punta a punta y de canción en canción.

Lenta y silenciosamente el desierto se va convirtiendo en montañas, cada vez más importantes hasta ser coronadas por la nieve, y de pronto, bellísima frente al lago  Nahuel Huapi, aparece Bariloche, maravillosa manera de empezar un nuevo día, paisaje que me recuerda los desayunos con Krishnamurti frente al lago Lausanne, en la Suiza donde Borges se auto enseñó alemán para leer a Spinoza.

Este libro es una caja llena de herramientas para vivir, para armar nuevos juegos, para mejorar o ajustar los viejos. Crear, siempre crear porque en el matiz, en la variedad, está la continuidad de la fiesta, en el cambio constante está la vida, en la multidireccionalidad está la riqueza, por ejemplo cuando me cansé de mi pueblo me subí al tren que me llevó a los barcos y a los aviones que me llevaron al mundo, es decir a los ríos rápidos y a las tumultuosas ciudades, a los mares rojos y azules y negros, a todas las maneras de la música, a Delacroix, a Turner, a Klee, a las piedras de Henry Moore y a los alambres de Giacometti, lo que quiere decir que desde que subí al tren todo se agigantó, desde los matices a la soledad, que no me abandonó jamás, a la que aprendí a amar porque siempre conté con ella, y porque por ella me conozco.En estos papeles registro cada momento y cada paso, por eso leerlos es caminar conmigo por el mundo que camino, el del lado de afuera y el del lado de adentro.

Solo se puede sobrevivir comulgando con el presente, sin las cadenas del pasado ni la ansiedad que provoca la idea del futuro. El presente, el momento, el instante, es una constante reencarnación, un estar despierto para no perdernos las revelaciones, que suceden en cualquier momento.Los misterios me rodean, y esto es excitante, pero también amo a la razón, aunque solo me explique lo artificial, la razón que fácilmente puede ser mi verdugo, la razón que ha cegado a los occidentales.

De todas maneras, en todas partes encuentro las huellas de las infinitas manos de Dios, entonces solo me queda gozar su obra y cantar su gloria, y retrato lo que puedo, rápidamente porque los cambios de la Naturaleza son constantes, por eso cada instante es un resumen de la totalidad.

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso
 
  Autor: José luis 19/04/2018
  Sólo se podrá sobrevivir comulgando con el Presente tienes mucha razón maestro