Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 
 
Autor: Facundo Cabral
25/04/2018
GENEROSAS CORRIENTES

L

as generosas corrientes de la vida que nos llevan de maravilla en maravilla y de estadio en estadio son mucho más que los límites del nacimiento y la muerte del individuo, el hombre es mucho más que sus errores, frente a su gigantesco destino nada son sus males, sus deseos incumplidos, los anhelos que lo irritan, sus arrepentimientos, sus dolores y sus miedos. Es razonable que algunos quieran escapar de tanto inútil sufrimiento, lo que es incomprensible es que la mayoría prefiera aguantar. 

Si conocemos la causa de la enfermedad es posible la cura, se puede acabar con el dolor, y para eso hace falta concepción correcta, aspiración correcta, lenguaje correcto, conducta correcta, medio de vida correcto, empeño correcto, atención correcta y contemplación correcta. 

Esto acaba con la causa del hechizo suicida y con los enfermizos sueños de la ignorancia, entonces se puede alcanzar un estado de serena y despierta perfección, pero esta propuesta no atrae a la multitud que está convencida de que lo insalubre de su vida es para siempre porque esa es la realidad. 

Elige el buen camino, es decir el del medio, evita los extremos. Un par de extremos es el de la búsqueda ciega de los valores mundanos por una parte y por la otra la disciplina rígida, ascética, corporal, para alcanzar la iluminación, la idea de que no fornicar y comer sólo verduras lleva a la perfección. Otro par de extremos es el del escepticismo, que se niega la posibilidad de un conocimiento trascendental por un lado y por el otro afirma ideologías, dialécticas indemostrables. 

Evita los extremos, los callejones sin salida de ambas partes, y tu actitud te llevará a la experiencia trascendental, que rechaza las fórmulas controvertidas del intelecto que enturbian los caminos a la verdad o quieren darle un curso único a sus paradójicos movimientos (la verdad está más allá del reino de las concepciones cerebrales), entonces podrás gozar del completo reposo que trae la emancipación, el divorcio de las ilusiones mundanas que provocan a los contrarios que nos confunden. 

Si alcanzamos el conocimiento correcto nos liberamos de los hechizos de la tradición que no elegimos, de las costumbres que nos asfixian, de las ilusiones que nos agotan de extremo a extremo (triunfo-derrota, alegría-tristeza, bueno-malo, rico-pobre). Si nos alejamos lo suficiente, si podemos ver sin prejuicios, con objetividad, tendremos la medida exacta de nuestra sociedad, del laberinto de espejos que es, entonces podremos liberarnos de su hechizo. 

No aprecies los conocimientos que aprisionan a los hombres, que los atan más a lo convencional, a lo ilusorio de la vida. La atmósfera que rodea al hombre social y lo enferma y lo domina son producidos por su propia naturaleza inconsciente, Y lo afectan más cuanto más esté entregado a sus propias imperfecciones. Ese mundo que lo rodea es un espejo gigante de su estado interior, de su ignorancia. 

Al despertar de ese sueño milenario desaparecen las ilusiones de la vida ignorante, es decir las pasiones que enceguecen y los deseos que agotan porque no tienen fin (son un eterno coito sin eyaculación), entonces aparece la paz, que es un paso más alto y estable que la felicidad que la mayoría busca compulsivamente, y por eso la aleja. 

La alegría es el punto más alto de la religión porque nada nos acerca tanto a Dios. 
Dios está en todos pero no todos están en Dios, por eso se sienten vacíos. Si eres de los que buscan a Dios, búscalo primero en el hombre, es decir en ti mismo, porque a partir de ese encuentro lo verás en todas las cosas. 

No te preocupes en vano, inevitable es la muerte para los que nacieron como inevitable es el renacimiento de los que murieron (perdona, hermano, pero el río cantaba tan alto que no oí tu llanto). 

Mi razón y mi corazón (en constante movimiento, como la vida) me llevan a la verdad, por eso no necesito dogmas, que la dividen, es decir la empobrecen. 

En la tranquilidad hay salud como plenitud dentro de uno. Perdónate, acéptate, re conócete Y ámate, recuerda que tienes que vivir contigo por la eternidad, borra el pasado para no repetirlo, para no abandonar como tu padre, para no animarte como tu madre, para no tratarte como te trataron ellos, pero no los culpes porque nadie puede enseñar lo que no sabe, perdónalos y te librarás de esas cadenas. 

Si estás atento al presente, el pasado no te distraerá, entonces serás siempre nuevo. Tienes el poder para ser libre en este mismo momento, el poder que siempre está en el presente porque toda la vida está en cada instante, pero no digas no puedo ni en broma porque el inconsciente no tiene sentido del humor, lo tomará en serio y te lo recordará cada vez que lo intentes (el paralítico comenzó a caminar después de una oración, y no podía creerlo, estuvo horas gritando ¡no lo creo, no puede ser, Dios mío! y parece que Dios lo escuchó porque a las pocas horas volvió a quedar paralítico). 

Cada mañana plántate frente al espejo hasta que te gustes y te veas con amor, y un día, casi sin darte cuenta, es decir espontánea, naturalmente, te dirás te amo, entonces sabrás qué clase de maravilla es la vida. 

Si quieres recuperar la salud deja la crítica, el resentimiento y la culpa, responsables de nuestras enfermedades. Perdona a todos y perdónate, no hay liberación más grande que el perdón, no hay nada como vivir sin enemigos. Nadie puede darte tanto como tú mismo, ámate y amarás, ámate y te enriquecerán los que reciban tu amor (los demás tienen para ti más de lo que tú sospechas), ámate y serás feliz hasta en la soledad donde te conocerás, es decir te amarás, más que nunca, ámate y recibirás al dolor como un maestro, es decir aprenderás de él tanto que no volverás a enfermarte (el dolor es Dios que golpea a la puerta de tu casa, ábrele porque algo quiere decirte, enseñarte, tal vez tanto como a Job). 

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso
 
  Autor: Paco Meza 13/05/2018
  Palabras que obran maravillas.. así lo considero...les mando harto amor a uds amigos..desde México