Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Autor: Luisa Ruíz -Escritora-
05/02/2017
EN TIEMPO DE LLUVIA, LA SEQUÍA

L

os vientos del norte son vientos de hostilidad, desaprobación y tristeza. En un lado y en otro, los presidentes crean tormentas e inundaciones tales, que el mundo está empezando a vivir una cruel sequía. Otra vez, como en otros tiempos, con otros mandatarios.

Y se supone que la evolución del pensamiento y de la humanidad en sí, debería, a estas alturas, tener la conciencia de la destrucción y por ello, evitarla de nuevo. Es cierto que las guerras de todo tipo, tienen al final un beneficio, cualquiera que este sea, solo que la guerra de agravios e ineptitudes está creando seres agresivos alrededor del mundo.


Los presidentes de Estados Unidos y México

El planeta tiene vida para muchas tragedias, las ha vivido y sobrevivido. Muchos se han ido sin pena ni gloria, otros se han quedado en el camino y las más grandes mentes criminales, no han tenido más salida que el suicidio.

Representa Trump, desafortunadamente a muchos, así como en su tiempo, por mencionar uno, Hitler. Representa Peña Nieto a muchos, como en su tiempo, y para no ir tan lejos, Salinas de Gortari. Ya Enrique Peña y Donald Trump han recibido millones de mensajes electrónicos, cartas por medio de la prensa escrita y por supuesto, el mensaje mayor, la población en marchas de norte a sur, a nadie hacen caso y se limitan a la réplica con escuetos mensajes televisados o “tuiteados”.

Uno como el otro, son buenos para escribir un tweet, mas no para contestar uno solo, ni siquiera para leerlos, asegurándole a la población que, les vale una pura y dos con sal lo que digan. Se cruzan también, los dos idiomas, ni uno ni el otro se pueden comunicar y eso, es parte del peligro que corren las dos naciones, sin comunicación precisa, congruente, acertada y mucho menos, diplomática.

El tweet, que no es oficial, lanzado por Trump notificando cobardemente la cancelación de la reunión, rompe con la base de la diplomacia entre los países y, aun cuando la Presidencia de México se comunicó oficialmente, primero a la Casa Blanca (la de Washington), y después informó al pueblo su negativa a asistir, no logra levantar ni popularidad, ni credibilidad y la nube negra se forma justo arriba de todos, creando un muro invisible y más sólido que el ya existente.

La palabra perdida aparece y parece ya como si fuera nueva, apenas descubierta. Diplomacia. Una palabra tan elegante como olvidada en hechos y en función. Esa forma y figura que imperaba en todos los políticos del mundo, en la sociedad, en los pueblos y que demostraba, además de actitud, respeto se pone de moda sin tener casi sentido.

A Trump tampoco le importa ni un mensaje, ni una marcha, mucho menos la diplomacia, misma que no conoce. No confía en nadie, será por eso sus bronceados artificiales, podría ahorcar a su propia sombra cuando aparezca y se sienta amenazado por ella también.

Es casi una pérdida de tiempo eso de los mensajes y las cartas para los presidentes, que, por cierto, si contienen halagos y palabras bonitas, las usan para sus comunicados (Peña es muy asiduo a ello). Recopilan lo mejor que la sociedad sabe decir para hacerlo suyo, encima plagiarios. Y por aquello de la intención, también le toca al vecino anaranjado:

Do you see how many Mexicans are messaging you in English? Whether is perfectly written, right or wrong said, whether you like it or not, people does it in your language with the intention of you getting on your feet and understand, once and for all, that America is much more than US territory.

And America is not only a continent, is a huge community that supports each other in different ways, they are not just neighbors, nearby or distant. We, the people, our work, incomes, traditions, culture and idiosyncrasy make the distance disappear. We, Mexicans, know geography and other languages other than Spanish and that is why we can relate to US, because we all are Americans.

There’s this one word in Spanish, “naco” that we use to call people with no education whatsoever, a person that does not know how to treat a woman, that say things that has no sense. A person that goes around doing nothing and screaming the they did it all. Someone that has no concern about anything, is someone that, at the end of the day is, nobody.

There is no other way to describe you, señor Donald Trump, you are nothing but a “naco”, a huge one, an ugly one, you have no idea how unbelievable terrible you are. The day that you realize what a naco is, will be the day when your days as president are going to be over, forever, because, as you might not know, Trump stands for:  The Rage Underestimates Massive Population, and population can be dangerous, when they get really angry.

E insisto, Peña no puede dejar la presidencia en este momento, debe terminar su mandato porque hay mucho que debe arreglar, limpiar, pulir y mucho dinero que devolver a las arcas de México, por otro lado, Donald Trump, está justo a tiempo para abandonar la Casa Blanca y desaparecer de la faz de la tierra antes de que el Planeta completo se convierta en la lluvia que nadie pueda detener y que nos deje a todos en sequía permanente.

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso