Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Autor: Bel Domínguez
14/05/2018
EL SER HUMANO EN EL MUNDO

E

l Ser humano en el Mundo

Título del artículo: Delante de la “normalidad patológica”, hay que enloquecer un poco, pero sin perder la ternura para la dimensión del otro, jamás (*)

Para contextualizar lo que sigue, el texto es una “conclusión”, digamos eso, de una tarea de lectura y reflexión de todos los ocho siguientes extractos: 

1–El Loco, de Friedrich Nietzsche.

2–Extracto del Proyecto de Hermano, de José Ignacio González Faus.

3–Poema: ¿Quién soy yo?, de Dietrich Bonhöffer 

4–Poema: El Caminante, de Facundo Cabral

5– Poema: Ama tu Ritmo, de Rubén Darío

6–Poema Sobre la libertad, de Khalil Gibran

7–Diez Frases inolvidables de Martin Luther King

8–Pequeño extracto de la Carta Encíclica “Laudato Si´”, de Papa Francisco. 

Para el curso promovido por la Escuela de formación lasallista, del Instituto centroamericano de ciencias religiosas (Iccre), de Guatemala. Fue escrito en marzo de 2016 con la inestimable ayuda de mi esposo y yo he compartido solamente en el ámbito del curso, con alumnas/os y tutores.

¿Que realmente se sabe de la locura de Nietzsche? Según datos de su biografía, en sus últimos tiempos, ya enfermo, el filósofo se había agotado, colapsando mentalmente al mirar un caballo siendo maltratado. Dicen que él “caminaba por la Piazza Carlo Alberto (centro histórico de Turin, Italia), cuando un repentino alboroto que causó un cochero al castigar a su caballo llamó su atención. Nietzsche corrió hacia él y lanzó sus brazos rodeando el cuello del caballo para protegerlo, desvaneciéndose acto seguido contra el suelo”.


Esa leyenda llamada Facundo Cabral

En el ensayo de este pensador y poeta, “El Loco en La Gaya Scienza”, tenemos una muestra de la pedagogía de la pregunta o pedagogía mayéutica, donde hay un sin número de cuestiones para las cuales el autor, hijo de generaciones de Pastores Protestantes por parte de padre y de madre, propone el pensar crítico. En nuestra opinión, un texto difícil de leer sin provocar por lo menos algún desasosiego y turbulencia en los espacios que están más o menos vacíos de nuestras existencias.

Nietzsche proclama la muerte de Dios, y para unos puede ser que tuviera la intención de reafirmar la negación de Su existencia y que Dios sería una invención humana, sobre todo frente al misterio de la muerte. Sin embargo, en pocas líneas, plasma contundentemente la inclinación del ser humano para la bestialidad, porque somos capaces realmente de matar a Dios cotidianamente por los más distintos intereses personales o corporativos. En nuestra actualidad, sobre todo a depender de inescrupulosos intereses económicos, somos capaces de matar a Dios no más con látigos o cuchillos, pero con armamento pesado, e a la vez “ir a la vela y al entierro”.

Estudios apuntan que “la industria de la guerra nunca gozó de tanto poder como el que tiene actualmente. En el cóctel de su éxito se mezclan los nuevos conflictos en Oriente Próximo y África”, por ejemplo, cuyas guerras en esa región están nutridas tanto directa como indirectamente por países fabricantes de armas, lo que caracteriza verdadero crimen contra la humanidad. No por casualidad, el más grande fabricante mundial de armamento está ubicado en los EEUU, en la cual la familia Bush es una de las accionistas mayoritarias, hecho que puede explicar incluso la cantidad de guerras que hubo durante su período de gobierno, según los entendidos en la investigación bélica.


Khalill Gibran, el célebre filósofo libanés

En la actualidad, la industria de las armas “es uno de los negocios más rentables y prometedores”, afirma el periodista de investigación, José Bautista. Solamente la más grande compañía dearmamentos “ingresa cada año más de 34.000 millones de euros, cifra superior al PIB de 97 países y cinco veces el presupuesto de Naciones Unidas para misiones de paz”. En resumen: un negocio de cifras estratosféricas que mueve, en números redondos, el 2,5% del PIB mundial y que podría, de otro modo, aplacar el hambre del Mundo. Los rasgos de una sobrepasada enfermedad socio emocional en nuestra sociedad globalizada pueden ser percibidos en paradojas elementales, como el hecho de que casi mitad de los principales fabricantes de material bélico estén en los EEUU (45 empresas de 100), e irónicamente el actual Presidente de este mismo país tiene un premio Nobel de la Paz (en 2009).

Investigaciones apuntan que incluso Barack Obama ha abierto más frentes de guerra que su antecesor, George W. Bush.

La industria armamentista “también saca provecho de los millonarios proyectos de reconstrucción que surgen después de las guerras. Algunas consultoras ya auguran nuevos conflictos relacionados con el cambio climático y la escasez de agua y alimentos, mientras que muchas voces especializadas afirman que en 2016 las ventas militares romperán las previsiones más optimistas”.

De hecho, las guerras han matado millones de personas, y las guerras más recientes, como en la franja de Gaza entre Israel y Palestina, Afganistán, Iraquí, Siria, matan sin piedad, incluso millares de niños y ancianos, mientras producen desplazamientos forzados, alcanzando números nunca vistos en la historia. Es cierto que la violencia solamente puede generar violencia y Martin LutherKing sabía muy bien de eso. Pastor protestante, activista de los derechos civiles, sobre todo contra la segregación racial, el “líder de la NO violencia”, este sí, digno del Premio Nobel da Paz (en 1964), recibió muchas amenazas de muerte por parte del FBI, y fue asesinado en 1968 por un francotirador segregacionista.


El padre de la libertad llamado Martín Lutero King

Pero, se sabe que el hambre mata aún mucho más que la guerra y es posible cambiar las inversiones de esta industria para la producción agricultura e a la industria alimenticia, aplacando el hambre del Mundo. No nos faltarían recursos financieros ni tecnológicos para ello. Entonces, ¿qué pasa con nosotros? ¿No es algo brutal? ¿Hasta qué grado puede llegar nuestra bestialidad?

Por otra parte, la Carta Encíclica Laudato Si, del Papa Francisco, sobre el cuidado de la casa común, en verdad, es un largo documento, un estudio exhaustivo que contiene 246 párrafos sorprendentes y de gran sabiduría de denuncia y anuncio, tejidos con hilos de humildad y transparencia, en la cual se aclara la complejidad de una única crisis: la crisis socio‐ambiental planetaria.

De hecho, denuncia los más grandes responsables por ella, mientras anuncia la extrema urgencia de un nuevo orden mundial.

En este sentido, es posible encontrar aspectos que corroboran lo que hemos dicho anteriormente sobre la guerra. En el párrafo 57 de la Carta Laudato Si´, leemos que: “es previsible que, ante el agotamiento de algunos recursos, se vaya creando un escenario favorable para nuevas guerras, disfrazadas detrás de nobles reivindicaciones. La guerra siempre produce daños graves al medio ambiente y a la riqueza cultural de las poblaciones, y los riesgos se agigantan cuando se piensa en las armas nucleares y en las armas biológicas.

Porque, «a pesar de que determinados acuerdos internacionales prohíban la guerra química, bacteriológica y biológica, de hecho, en los laboratorios se sigue investigando para el desarrollo de nuevas armas ofensivas, capaces de alterar los equilibrios naturales». Se requiere de la política una mayor atención para prevenir y resolver las causas que puedan originar nuevos conflictos. Pero el poder conectado con las finanzas es el que más se resiste a este esfuerzo, y los diseños políticos no suelen tener amplitud de miras”.

Ahora, bien, a pesar de que, en la vida animal, somos los únicos a destrozarnos a nosotros mismos en gran escala, también somos capaces de eternizar –a través de las artes, la poesía, la prosa, la música, etc. –el amor a la vida, a la naturaleza, a nuestros inconmensurables pensamientos silenciosos y conflictivos. Y, delante de nuestras angustias, incertidumbres y conflictos interiores, ojalá sacando lo mejor de ello… Imaginamos que así fue con el líder religioso y pastor luterano alemán, Dietrich Bonhöffer, cuando escribió “¿Quién soy yo?, en la cárcel, tiempos antes de serejecutado con la horca por participar en el movimiento de resistencia contra el nazismo, en abril de 1945. Mientras así es también con Khalil Gibran, Rubén Darío y Facundo Cabral, que nos permite ver la belleza del esplendor de la vida en todos sus aspectos, destacando el hombre creativo y dando formas y colores al pensamiento crítico y libertario, por intermedio de sus obras.


Friedich Nietzche, filósofo alemán de prestigio mundial

Y que pueden conducir al desarrollo humano, facilitando disfrutar del aprendizaje y contribuyendo para la formación integral de la persona.

La expresión a través de las artes es cada día más frecuentemente utilizada como herramienta pedagógica “educomunicativa” (estrategia propositiva de una muy inteligente combinación entre educación y comunicación) en la praxis de la educación socio‐ambiental en el Brasil.

Por otra parte, el pequeño extracto de un capítulo del libro “Ser Humano, imagen de Dios”, de José Ignacio González Faus, nos obligó a salir de nuestras zonas de comodidad. Al hablar del “modelo máximo de respeto al hombre y de no querer del hombre (o con el hombre) nada que no sea libremente querido por éste”, percibimos la necesidad de hacer más investigación para comprender mejor el pensamiento contextualizado de ese teólogo jesuita. Hablando filosófica y teológicamente de libertad, en esa muestra él tiene la intención de llamar la atención para la parte olvidada en los principales slogans mercantiles de la actualidad, o sea, la libertad del otro.

Pero, si “la libertad ajena, esa afirmación de una zona de dignidad inviolable, ese aceptar que el otro es más «misterio impenetrable» que estructura manipulable... todo eso equivale a testimoniar una chispa divina en los otros (...)” y, si debemos obrar así con los demás, “no por temor ni por comodidad, sino porque algo nos lo exige desde dentro, estamos confesando que hay en el misterio de los demás una verdadera imagen de Dios”, mientras tanto, confesamos que a nosotros nos cuesta mucho, en realidad somos incapaces de reconocer la más ínfima chispa de Dios en tiranos implacables en la historia de nuestra civilización, como Hitler en Alemania, Franco en España, Pinochet en Chile, Stroessner en el Paraguay, Trujillo en República Dominicana, Somoza en Nicaragua, algunos presidentes militares del Brasil, como los generales Castelo Branco, Costa e Silva, Emilio G. Médici y Ernesto Geisel… Y además encontrar centella divina en hombres vivos, reales personificaciones del mal, tales como el más grande verdugo en Brasil, General Newton Cruz, o en el Presidente actual de la Cámara de Diputados y irónicamente evangélico, Eduardo Cunha, y mismo el militar y congresista, Jair Messias Bolsonaro, un homofóbico admirado por los cristianos pentecostales y neo pentecostales brasileños, reelegido para el sexto mandato consecutivo como Diputado Federal con casi 500 mil votos. O aún en los asesinos de Ayotzinapa en México, país con el más gran número de fosas comunes de personas desaparecidas por conflictos ideológicos y problemas de drogas. ¿Cómo practicar la misericordia con ellos?


El Papa Francisco, paradigma de la bondad

Si los estadunidenses tienen hoy un Donald Trump como presidente de los Estados Unidos, los brasileños tienen al gran Messias Bolsonaro, que gana cada vez más fuerza en el ya muy conturbado cuadro de incertidumbre socio política en el país. 

Bolsonaro es un recordista en frases polémicas, desafortunadas o verdaderamente muy peligrosas:

Religión y justicia: Yo creo en Dios. Soy católico. Pero es raro ir a la iglesia. He leído la Biblia desde el comienzo hasta el fin, con cuidado. Me tomó alrededor de siete años para leerla. Usted tiene buenos ejemplos allí. Está escrito: "El árbol que no da fruto, debe ser cortado y echado en el fuego”. Soy a favor de la pena de muerte”.

Política nacional y internacional: "El error de la dictadura fue torturar y no matar." (Habló en la discusión con los manifestantes). "Pinochet debería haber matado a más personas."
(Sobre la dictadura chilena de Augusto Pinochet Disponible en la revista Veja, emisión 1575 de 2 de diciembre de 1998, p. 39)

Homosexualidad: "Nunca amaría a un hijo gay. No voy a ser un hipócrita. Yo prefiero que mi hijo muera en un accidente de que aparezca con un bigotudo. Para mí él estaría muerto. ¡Si una pareja homosexual viene a vivir al lado de mi casa, esto va a devaluar mi casa! Si caminan de la mano y se dan besos, devalúa "(2011). "Nosotros, los brasileños no nos gustan los homosexuales" (2013). "El niño empieza a parecerse como un cochón, se le debe pegar, el cambiará su comportamiento" (2014).

Mujer, Preconcepto, Nepotismo: "¿Competencia? Es un problema del diputado. Si quisiera poner una prostituta en mi oficina, la pongo. Si quisiera poner a mi madre, la pongo. Es mi problema". En relación a la propuesta de Enmienda Constitucional que haría el nepotismo ilegal en los tres poderes.


Ché Guevara, el hombre que murió por la libertad

Mujer, Preconcepto, Racismo, Homosexualidad, Educación: "No te violo porque usted no merece (eres fea)." (Dirigiéndose a La Diputada Maria do Rosário). "No voy a discutir con nadie la promiscuidad. Yo no corro ese riesgo, mis hijos fueron muy bien educados" (Dirigiéndose a la cantante Preta Gil, que es lo que haría si sus hijos se relacionasen con una mujer negra u homosexual). "Eres una idiota. Usted es una analfabeta. Esta censurada". (Declaración de enojo al ser entrevistado por la reportera Manuela Borges, en una cadena de televisión. La periodista decidió demandar al diputado después de los ataques). "Las mujeres deben recibir salarios más bajos debido a que se quedan embarazadas" (Bolsonaro justificó la frase: "cuando regrese [del permiso de maternidad], tendrá más un mes de vacaciones, es decir, trabajó cinco meses en el año").

Lamentablemente, en pleno siglo XXI, con tantos recursos materiales, financieros y tecnológicos circulando por el mundo, vivimos en un apartheid económico que impide el desarrollo del arte de vivir y convivir con dignidad, para poder desarrollar todo nuestro potencial como seres humanos inacabados. Es decir, para profundizar en nosotros mismos y en el otro, mientras nos rehumanizamos con el tiempo y, de modo imprescindible, CON la presencia del otro, en las relaciones que establecemos. “Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces; pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir como hermanos” …

Más, por Dios, Luther King afirmó eso hace más de medio siglo. Estamos convencidos de que no más podemos quedarnos ajenos del asunto de la economía y la gobernanza en el Mundo, reforzando simplemente, de modo consciente o inconscientemente, la globalización de la indiferencia, con refranes, tales como: política y religión “no se mezclan” o “no se discuten”.
Además, es importante subrayar que en el Capítulo V de Laudato Si´ (Alabado seas), hay un rol de líneas de orientación y de acción para ser analizado y facilitar la profundización del quehacer cotidiano de las personas involucradas con la educación, para aquellos que buscan desarrollar la praxis del Itinerario Educativo Lasallista (vale subrayar también que praxis no es sinónimo de práctica, pero es un asunto para otro artículo).

La Carta en su íntegra se encuentra gratuitamente en el internet y es un magnífico caleidoscopio que refleja múltiplos extractos de saberes en las más distintas áreas de conocimiento en el Mundo. Y, a nuestra manera de entender, más que admirarla o citarla, debe ser una herramienta pedagógica a la praxis de la interdisciplinariedad en cualquier escuela. O no, claro, hasta que un cualquier episodio en nuestras vidas, en las vidas de nuestras/os alumnas/os o de cualquier otra persona, sea la última gota para llenar la taza, hacerla transbordar, y volvernos locos… Inconexos e incluso asesinos, realmente.

Pedimos excusas por plagio al grandioso espíritu del Che Guevara. ¡Hasta la victoria siempre, compañero!

Autora y autor:

Isabel Georgina Patronis Dominguez –Brasileña, Pedagoga en ULSA (Universidad Tecnológica La Salle), León, Nicaragua, y esposo, Luis Omar Dominguez Espinoza – nicaragüense, ex combatiente de la revolución sandinista, victoriosa en 19 de julio de 1979, Teólogo y Profesor de Griego Koiné en el Seminario Teológico Bautista de Nicaragua, voluntario en algunas actividades en ULSA.Fuentes consultadas además de los textos mencionados arriba:León, Nicaragua.

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso
 
  Autor: leila maria ferreira 21/05/2018
  Muito bom!!!Parabéns Bel pelo trabalho  
  Autor: Samuel Dominguez 14/05/2018
  Que peprfecto texto

Aprendemos a volar como Los pajaros y a nadar como los peces pero aun no aprendimos a vivir juntos como hermanos

Marthin Luther King