Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Autor: Bel Domínguez
22/05/2018
NICARAGUA: El diálogo posible con las distintas generaciones para el bien común: LA VIDA

N

icaragua: el diálogo posible con las distintas generaciones para el bien común: la Vida.
¿Los diálogos entre las generaciones podrán contribuir al “hermanamiento y sentido de pertenencia a la casa común” y a la consolidación de los significados de entornos, tal como lo menciona el Papa Francisco? ¿Y qué tiene que ver eso con los últimos episodios de Nicaragua?

Así como se vive distintas crisis en el nivel planetario, en los campos social y ambiental, Nicaragua las vive. Y de ellas ya somos capaces de sacar lo mejor, pero lamentablemente también lo peor… En la actualidad, Nicaragua no es tan distinta de lo que se vive en todos los demás rincones del Planeta. ¿O sí? En el plan ético global, Papa Francisco hace un análisis, en su encíclica “Laudato Si” (2015), de causar envidia a muchas personas que escriben, incluso con alto nivel de responsabilidad, es decir, de compromiso con el otro ser vivo.  Allí él destaca didácticamente, resumiendo sin empobrecer su texto, el asunto de una única crisis planetaria socio ambiental.

Ojalá, para que comprendamos, sencillamente, de una vez por todas que, de hecho, el elemento “socio” de la crisis está exigiendo una particular atención de los lectores y actores del siglo XXI interesados en ayudar a promover los cambios estructurales necesarios, para dar paso a nuevas manifestaciones y modelos de vida en sociedad, antes que sea demasiado tarde…

No vivamos auto engañados: Papa Francisco hace, como pocos, la denuncia (de los principales responsables por esa única crisis) y el anuncio (de alternativas a la mitigación, precaución y prevención) y lo hace de modo impecable. Engañase, por lo tanto, quienes la ponen en el ámbito solamente de los tratados ambientales… Él hace la denuncia y el anuncio como un binomio inseparable, y por supuesto, este documento no fue hecho solamente por el Papa, aunque solo aparezca la firma de él.  La Encíclica Laudato Si (alabado sea) reúne lo mejor de los gigantes muertos y también de los gigantes que todavía viven. Ella fue escrita con y para todas las gentes anónimas del mundo.


La ciudad de Managua, donde reside nuestra compañera Bel Domínguez

A final, ¿sirve para algo la Historia?

Por supuesto que, las nuevas tecnologías han contribuido con la velocidad nunca antes vista para la diseminación de información que llega a uno, y que precisa ser procesada por las capacidades de “nuestros software internos”. Informaciones que son “libres”, digamos así, y que nos llegan… Y llegan como verdades, mentiras, medias verdades, medias mentiras, con el peso de la crueldad, con humor (sospechoso o inteligente) y hasta mismo con la más absoluta liviandad, la total falta de compromiso con la escritura responsable, si no a servicio, de hecho, del poder económico (actualmente sin patria, matria o fratria). Mientras procesar la información para que se transforme en comunicación y conocimiento debe ser una tarea con múltiples software, con programaciones colectivas día a día con más frecuencia, o sea, cada día más con la presencia del otro…

Informaciones para ser procesadas CON las más distintas miradas, en un muy rico y sinérgico campo posible, por medio de la inter, multi y transdisciplinaridad.Hablando del momento en que vivimos en Nicaragua, y más específicamente de los últimos enfrentamientos violentos desde el día 18 de abril de 2018, que resultaron más de 60 muertes y un sin número de personas heridas, es preocupante ver como ciertos fragmentos históricos de las luchas por la libertad del pueblo nicaragüense reaparecen aquí y allá, ilustrando las narrativas en defensa de cualquiera de los dos lados en disputa, en una tercia interminable.

Una polarización de lo que es también milenario y planetario, entre el bien y el mal. Y esos dos lados polarizados pueden contener de todo un poco, menos la idea de que, en un lado están los intereses colectivos de la sociedad civil como un todo, y del otro, el gobierno. Ese momento es muy importante y debemos salir del pensamiento ingenuo.Teniendo en cuenta el calendario gregoriano, hace poco que Nicaragua tiene las luces encendidas para el mundo.

Y Es cierto, luego de un poco más de 500 años en la más rotunda oscuridad. Hoy, en tiempo real, por medio de las redes sociales llegan al mundo lo que pasa en las calles (y para nada sirve si las calificamos aquí, como benditas o malditas redes sociales). Las grabaciones, los pequeños videos ya sirven de memorias periféricas, digamos eso, y como piezas (de convicción o rechazo) a los procesos de la justicia esencial y al rescate de la paz, dos refranes audibles de ambas partes protagónicas de un complejo e intrigante juego de intereses y de poder. Nuestra total solidaridad, por lo tanto, a las familias de los muertos y heridos que están sufriendo mucho.


El guerrillero nicaraguense, César Augusto Sandino

Sandino es de los gigantes que nunca mueren.

Una pregunta, ¿para qué sirven los muertos? Por supuesto, sirven también para continuar enseñando a cualquier uno, al poder establecer un “diálogo” sin tiempo con nuestras incertidumbres, en los posibles “encuentros” que podemos hacer CON nosotros todos, las y los vivos… Ojalá encuentros dialógicos presenciales, pero también virtuales, los “encuentros” posibles con los recursos de las nuevas tecnologías, entre las más distintas generaciones: la niñez, la adolescencia, la juventud, la generación adulta y de las personas mayores.

Todos tienen que aprender de cada quien. Y antes de todo lo que viene todavía, déjenme decir lo que parece importante: ese artículo es un sencillo homenaje a las y los muertos de la historia de Nicaragua. Todos los muertos. De la gente revolucionaria y de las y los contra. Un contingente anónimo que suma cerca de 50 mil tumbas sangrientas, como resultado de los múltiples escenarios de guerras por la libertad desde del inicio de las luchas armadas en 1925.  Y como no queremos cometer grabes equívocos y más injusticias, quedándonos con los recuerdos que pueden traer las memorias de 4 gigantes de esta Nicaragüita, con cerca de 7 millones de personas.

El pasado 18 de mayo, se conmemoró el 123 cumpleaños de Augusto C. Sandino, el comandante militar revolucionario que “prestó” su nombre luego de casi tres décadas de su asesinato en 1934, para hacer nacer el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) fundada en 1961. Plasmada por medio de las plumas en las manos del otro gigante e intelectual histórico, Carlos Fonseca Amador. Pero hay dos otros gigantes que precisan aparecer aquí: Tomás Borge, histórico luchador y también fundador de la FSLN, el último de los fundadores a morir, en 2012, además, el gran poeta Rubén Darío (el príncipe de las letras castellanas, fallecido en 1916). Al cierto, Rubén y Sandino estuvieron hermanados al menos en la utopía por una Nicaragua Libre. Por desgracia a los que beben de las fuentes rubendarianas y sandinistas, esos dos gigantes se fueron muy temprano. Sandino sin cumplir los 40 años y Rubén sin cumplir los 50 años. Rasgos de la vida en sí misma, de lo que aparta de nosotros nuestros seres queridos, pero también por medio de la barbarie, o por la tristeza de aquellos que mueren hasta de dolor en el alma, delante de lo fatal de ella.

Héroes, Mártires y Victimas.


Un poeta universal llamado Rubén Darío

Nicaragua hasta puede ser “el gigante que despierta”, como hemos leído en algunos rincones amigos de las letras, para ilustrar las narrativas de los últimos hechos. Ojalá, así sea al menos para los países de lengua hispánica y portuguesa. Eso ya nos dejaría muy, muy contentos. A final, juntamente con Cuba, somos los únicos en América Latina y Caribe que tenemos una historia tan sangrienta llegando por la vía armada al poder para conseguir la paz y empezar un largo camino a la democracia.

El “despertar” es cierto y no es de ahora.En los territorios latinoamericanos y caribeño tuvimos en el reciente pasado, además del número descomunal de víctimas, algunos expresivos héroes y mártires que continúan alumbrando nuestra caminata existencial, democrática y colectiva. De Nicaragua, de Cuba, de Brasil, de Argentina, de Bolivia, Ecuador, etc. De toda América Latina.


Revolucionario y escritor, Tomás Borge

Por otra parte, si la oscuridad resulta de la ausencia total de luz, ella, por si misma, puede también ofuscar, comprometiendo nuestros canales de percepción y hasta nos llevando a la más completa ceguera fisiológica. A final, luz es luz. No es buena, tampoco mala y hay que ser responsable por los ajustes necesarios. El cielo nocturno nos brinda muy bellos espectáculos, con sus múltiples formas de luces. Mientras sospechamos que hasta los inmortales que allí deben brillar se ven molestos aquí, en sus tumbas, al mirar sus imágenes, dichos y hechos usados para manipular simplemente la opinión pública a servicio de los más mezquinos intereses, eventualmente de ambas partes. ¿O no?

Las preguntas que no debemos callar son las siguientes: en pleno siglo XXI, ¿qué tanto más de héroes y mártires es necesario? ¿Los héroes y mártires de los siglos y siglos anteriores no nos bastan? De esos últimos acontecimientos, ¿serán de hecho, héroes y mártires de los tiempos de las fotos, de los “selfies”, del pos verdad, por cuánto tiempo?Hace un rato, la historia de la humanidad ya señala dispensar otras (os) héroes y mártires mientras registra los muy alarmantes números, como nunca antes vistos, de v-i-c-t-i-m-a-s… Y sobre todo, de víctimas del hambre, el indicador planetario del más grande número de muertes, sumado al número de muertos o desplazados por las guerras disfrazadas de luchas contra el terrorismo, por la democracia y paz impuestas por el imperio del poder económico.

Nicaragua no es territorio libre ni del hambre, tampoco del analfabetismo. Y vive, como otros países, un agravamiento de casos de malaria, por ejemplo. Las contradicciones se agigantan y es bueno subrayar: solo el poder económico es el que está perfectamente globalizado, es decir, el que no tiene patria ni matria, tampoco tiene la intención de generar cualquier fratria. En Nicaragua no habría de ser diferente, aunque tenga un enorme potencial para dar otro tipo de lección al Mundo. Pero, primeramente es necesario volver a tener un mínimo de paz para seguir adelante.

La Nicaragua exuberante y sus banderas de lucha.

Como habíamos dicho, poco a poco las luces se ascienden también aquí. No es al acaso que Nicaragua, la tierra de lagos y volcanes, carga consigo desde siempre el nombre del elemento esencial a la Vida en nuestra casa, en nuestro Ekos, en el Planeta, en fin, en el esplendor de las manifestaciones de su diversidad. Pero, ¿qué tanto Nicaragua representaría, hoy, no cómputo general del pequeño porcentual de agua potable en el mundo, es decir, del 0,3% de toda agua potable existente en el Planeta Tierra? Solo el tema del agua ya demandaría un único artículo. No fue al acaso también que, la primera Cruzada de Alfabetización en este hermoso país, solamente en el año 1980, luego de la victoria sandinista, llevó el nombre de cruzada, tratando de sacar de la oscuridad más de 50% de analfabetos de la República, según datos de la UNESCO.

Sin duda, Nicaragua es un país gigantesco en coraje.  Lo es también desde la rica diversidad de rostros de sus habitantes que es posible ver aquí y allá y todavía en cultura. Tiene exuberancia natural. Una abundancia de lo que llamamos modernamente de “recursos naturales” para referirse a lo que debería ser bienes comunes. Bienes de las y los nicaragüenses, en primer plan, ¿o no? Los mismos bienes que han despertado el interés del mundo sobre todo en sus últimas tres décadas, aunque el país jamás en su historia estuviera cerrado…


Carlos Fonseca, político y guerrillero nicaraguense

Y decimos eso para tentar comprender Nicaragua en contexto planetario y facilitar la descolonización del pensamiento. Luego de la victoria sandinista, fue mantenida y posteriormente ampliada sus relaciones diplomáticas, los negocios y más recientemente también incondicionalmente abierto al turismo cultural, ecológico, al intercambio científico como frutos de su desarrollo a lo largo del tiempo y desde sus gobiernos (progresistas y neoliberales).

Un desarrollo que puede hasta recordar al Monstruo de Frankenstein a los ojos de algunos y no pasa nada. Pero, cuya potencia ahora va depender mucho de los acuerdos que se establecerán desde la mesa de diálogos abierta día 16 pasado. De la sinergia posible entre las y los representantes de eses dos polos, para garantizar democracia y paz, preservar y ampliar las conquistas y seguir adelante. O no… El momento actual es, para decir lo mínimo, de sensatez.

No es posible olvidar de las manifestaciones de la sociedad civil por el desastre ambiental promovido por el incendio de proporciones que exigieron, incluso, la intervención internacional, y que atingió ferozmente nuestra Reserva Biológica Indio Maíz, solamente unos días antes de las demás manifestaciones que salieron de control, generando dolor y sufrimiento, muertes, gente hospitalizada, prejuicios materiales y prisiones, hasta llegar a la revocación, pajo presión y caos, por parte de la Presidencia, de la reforma del Seguro Social, la cual aumentaba las cotizaciones y deducía el 5% a las pensiones de nuestros adultos mayores.

Desde nuestro punto de vista, tal como un volcán, la sociedad también señala su presencia, y se debe tener serenidad y sensatez para que se pueda rever no solamente sus rutas de evacuación, pero diseñar participativa y colaborativamente nuevas rutas de prevención, fortaleciendo la democracia en flor y se anticipando y se precaviendo de nuevas posibilidades de erupción. Tanto para los elementos constitutivos de la dimensión socio cuanto para los de la dimensión ambiental de esa crisis. A final, los volcanes también nos enseñan. Con el tiempo, es posible ver brotar la vida, como la vemos en el volcán Masaya.

La juventud nicaragüense merece un lugar especial en ese texto: el cierre. 

Un país de jóvenes, un territorio con alta tasa de embarazo en la adolescencia, pero también de femicidio (un concepto existente hoy para dar más visibilidad y traer conciencia a los asesinatos por razones de género, ya que son crímenes que tienen alta tolerancia social, como afirman los estudios). Pero, también un país de adultos mayores en las calles, al menos en las calles de los barrios de la Capital, Managua y en todos los departamentos. Así que, casi todas las familias los tienen, al menos un o una anciana (o) que cuidar.


Paulo Freire, pedagogo y educador brasileño

En todas las familias hay presencia de los niños, nietos con mucha frecuencia, hasta bisnietos. Por lo tanto, un muy hermoso territorio también para las experiencias dialógicas educativas y de relaciones entre generaciones, como un poder de acción a ser (re)descubierto, en el potencial coeducativo, en dinámicas de comunidades de aprendizaje (formal o no, y de educación popular).

Mientras, de hecho, desde las familias se hace educación… ¿O no? A las y los profesionales de educación formal o popular, queremos decir lo siguiente: con las nuevas tecnologías, también es posible conocer instantáneamente muchas otras informaciones esenciales. Datos imbricados de los aspectos, como sutiles cables conectados, para proporcionar la Vida en su plenitud. La Vida sana… La Vida feliz. Aspectos que se interrelacionan. Conceptos que, además de sus subjetividades (y tal vez por eso mismo), cargan energías difusas e ya nos llegan también como piezas estratégicas para nuestra labor educativa.

A final, son informaciones que llegan a nosotros por medio de herramientas tecnológicas cuya coartada mediática es el entretenimiento, pero ¿por qué no lo es educativo de modo precipuo?

Por ejemplo, de Japón y China llegan las informaciones que, al mismo tiempo pueden ser muy halagadoras y por otro lado también generadoras de mucha ansiedad y de estrese. Para quedarnos con lo de Japón, las preocupantes tasas de suicidio en la generación joven, no es posible ser indiferente a eso. No es posible cerrar los ojos a las lecciones que los países brindan, por lo menos como insumos (como datos brutos) para ser procesados por nuestro software interno.

Las más recientes informaciones vienen de las plumas de un obispo japonés, que analiza datos de investigaciones hechas por instituciones responsables. Él observa que, ese drama (el agravamiento de las tasas de suicidio de manera general, del pueblo japonés) comienza a ser visible a partir de 1998, luego de la declaración en quiebra por parte de algunos principales bancos japoneses.

Lo que resulta instabilidad económica, recesión y afecta especialmente el sistema de trabajo y empleo “fijo”, que demostró, entonces, señales de colapso. Pero, eso fue hace 20 años, ¿verdad? Y ahora ellos se están dando cuenta del drama que aparece fuertemente en su población más joven con una muy sencilla, no menos intrigante ecuación: abundancia en riqueza y tecnología, pero vacío total en el alma.

Por otro lado, en Nicaragua es visible la presencia de una energía amplia de resistencia y de rebeldía revolucionaria, que debe continuar siendo anunciadora y transformadora social, para usar unos pocos conceptos del educador brasileño Paulo Freire, él mismo que ofreció no solamente a Nicaragua, pero a varios países, su método de alfabetización. Y esa presencia señala los horizontes posibles (y por supuesto las piedras), en un muy campo fértil de interaprendizaje, también desde dentro de las escuelas.

Hay que aclarar: de hecho, esa energía vital no se hace presente apenas en los jóvenes. A las gentes adultas todas, profesionales o no de la educación, invitamos también a hablar de nuestros niños interiores con más frecuencia, pues eso puede hacernos sonreír de nosotros mismos y del otro con más facilidad, trayendo la paz interior tan olvidada.

Al reconocer nuestra niñez interna, eso es, al humanizarnos para facilitar el crecimiento de todos juntos, ampliando nuestras percepciones de lo que aquí está, aquí y ahora, delante de nuestras propias narices. Haciendo eso sin tiempo o lugar determinado, viviendo CON el otro (otro ser humano, otro ser vivo y con la indispensable historia hecha por nuestros muertos, que no pueden ser olvidadas). 

Es cierto: podemos aprender CON las personas que piensan diferente de nosotros, al paso que, con las “gentes iguales”, más bien disfrutamos de la vida y la celebramos. El Planeta llama a CON-VIVIR, como ha dicho tantas y tantas veces el brasileño Leonardo Boff.

Deseamos que sea posible ese ejercicio físico y mental en las sesiones de la mesa de diálogo en pro del pueblo de Nicaragua y no a los intereses allí representados. 

Nota: Texto de la pareja Bel Domínguez (Isabel Georgina Patronis Domínguez), una brasileña, educadora formada en pedagogía y especialista en nivel de posgrado en Educación Socio ambiental en Brasil. Y Luis Omar Domínguez Espinoza, nicaragüense, un ex guerrillero de la FSLN, educador formado en Teología y profesor de Griego Koiné.

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso
 
  Autor: Mayla 03/06/2018
  Parabéns pelo texto, Bel e Luiz. Aprendi muito sobre a Nicarágua e tenho certeza que a educação ambiental dialógica, especialmente, entre gerações, tem muito a contribuir para a superação da crise ambiental neste país.  
  Autor: elam 23/05/2018
  Nicaragua " es una histérica
de convulsivos nervios y frente pálida",en palabras de Ruben Dario(poema A COLON),por eso explota politica,economica y socialmente cuando menos se espera,como sucedio hace pocos dias.La juventud de hoy es pos-revolucionaria,es decir que conocen la Historia de los ´últimos 40 años a través de los textos de Historia,peliculas,vídeos y lo que en casa sus padres y familiares les han relatado(correcta o incorrectamente)Por tal razon,no se sienten identificados con el gobierno actual ni con sus compromisos, porque no lo interiorizaron como suyo,propio y no se identifican con las líneas o pensamiento revolucionario sandinista.Esperamos que a traves del dialogo "los antes y los después de la revolucion encuentren puntos comunes y nuestra patria se encamine por el sendero correcto por el bien de todos los nicaraguenses y de los extranjeros aqui residentes y de quienes ,tambien han obtenido la ciudadania nicaraguense.y entre todos sigamos construyendo la NicaraguaLibre que soñaron y desearon nuestros Héroes y Mártires. Interesante articulo.Los felicito.
 
  Autor: Conny Maria 23/05/2018
  Excelente, una gran verdad verdad sin duda alguna, la convicción de un pueblo no puede ser opacada ni callada por un anhelo de poder sin poder. Nuestros héroes verdaderos no son usados ni manipulados por unos cuantos., Porque ellos defendieron la libertad y la soberanía con agallas ,con amor y con verdad.