Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Autor: LINDA D'AMBROSIO
28/05/2018
EN ESTA ORILLA

L

os venezolanos que vivimos en el extranjero mantenemos un ojo en el acontecer de la patria, a veces con preocupación, a veces sencillamente con afecto. 

Aquello de “lejos, pero no ausente”, no es una figura de retórica. En términos generales, los venezolanos que vivimos en el extranjero mantenemos un ojo en el acontecer de la patria, a veces con preocupación, a veces sencillamente con afecto, mientras seguimos adelante en nuestros puntos de llegada. Se establece una relación de interdependencia en la que el trabajo que se desempeña fuera del país se nutre del bagaje que traemos desde Venezuela, al tiempo que retroalimenta la actividad nacional. 


Juan Carlos Chirinos, el autor venezolano aludido por Linda Dambrosio

Para ilustrar a lo que me refiero, traeré a colación dos escritores radicados en España, los Juan Carlos, como se les conoce en el medio. Chirinos y Méndez Guédez son dos plumas reconocidas y respetadas en el ámbito internacional, habiéndose hecho acreedoras a distintos premios. Parte de su obra, sin embargo, se encuentra signada por las experiencias vividas en Venezuela, lo que se refleja inclusive a nivel de contenidos. Tampoco se desvinculan de la actividad literaria venezolana.

Converso con ellos en Madrid a propósito de dos historias incluidas en el libro Orilla Negra V, presentado en el marco de la Semana Negra Caracas 2017 por la Editorial Lector Cómplice, una casa que cuenta con el mérito innegable de haber seguido publicando pese a las adversas circunstancias relacionadas con la impresión en nuestro país, que el sello ha paliado con éxito. Testimonio en este sentido mi respeto a Lesbia Quintero y Alberto Andrade, quienes han apostado por seguir adelante, redimensionando el sello y buscando posicionarse en el mercado internacional, al tiempo que dan a conocer los talentos locales.

En su momento, los organizadores de la Semana Negra, con Marcos Tarre Briceño a la cabeza, afirmaban en un comunicado que las interpretaciones que aportaban los escritores de ficción eran tan necesarias y válidas como los estudios académicos para entender la situación de violencia que sufría el país en todas sus formas y manifestaciones. 
Los Juan Carlos me hablan de sus respectivos textos. 


Juan Rulfo, el autor que decía no que escribía porque la gente que le contaba las historias se murió

Méndez Guédez rememora: “O gran sol… un cuento que dediqué a un bar de Sabana Grande que fue muy frecuentado por los ucevistas de los años ochenta y noventa. Allí reconstruimos el mundo y lo bailamos, y también lo vimos desvanecerse. Entiendo que, cuando escribí el cuento, ya había desaparecido en un incendio. Pero si siguiese existiendo, estaría rodeado del entorno feroz que describo. Escribir no es sólo recuperar una memoria, es también inventarla”. 

Por su parte, Chirinos me explica con respecto a Decir casi lo mismo, finalista del Concurso Internacional Juan Rulfo, de Radio Francia, en París: “Marcó un punto de inflexión en el proceso que he venido desarrollando en la creación de relatos: sentí, cuando lo terminé, que había alcanzado un nuevo nivel en la consciencia del lenguaje y en el control que el creador debe aspirar a tener sobre su obra. Cuando escribí ese cuento algo hizo ¡clic! en mi cabeza, algo que me permitió comprender muchas cosas de este misterioso, complejo y largo mecanismo que es la escritura, que son las palabras”. 

En su opinión, hay grandes autores venezolanos en el ámbito de la narrativa negra y policial, muchos de los cuales son verdaderas figuras internacionales: “nuestra literatura es tan valiosa como cualquiera. Por eso la Semana Negra de Caracas tiene una importancia insustituible y capital: Es un escaparate para mostrarle al mundo lo que estamos haciendo en este campo. ¡Larga vida a Caracas Negra! 

Compartimos este deseo, sintiéndonos animados por quienes, a uno y otro lado de la frontera, continúan haciendo país.  

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso