Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Autor: Isaura Díaz Figueiredo
27/11/2018
¿POR QUÉ NOS MIENTEN?

L

a mentira es la afirmación o negación de un hecho contrario a la realidad o diferente a él. La esencia es el engaño, y su gravedad depende del grado de egoísmo o maldad que la origina. Puede darse como expresión espontánea, la llamo mentira piadosa", o como engaño maquinado y premeditado.

¿Por qué mentimos? La razón más poderosa  es “la inseguridad” ante la desconfianza de ser aceptados tal como somos, entonces caemos en la tentación narcisista de adornar nuestra vida personal, profesional, de tal forma que causemos admiración.

¿Qué dice sobre esta tergiversación de la realidad la psicología?. El mentiroso engaña suprimiendo la verdad a través de silencios, descripciones vagas, evasión a las preguntas, emoción fingida, ira o indignación. ¿Qué hay tras una mentira? El deseo de querer quedar bien, y obtener lo que desea y a costa de quien se presente. 

¿Por qué hay personas que engañan una y otra vez? ¡Ojo! mucho cuidado con las mal llamadas “mentirijillas” ¿Saben que  enganchan? El cerebro se acostumbra, les pongo un sencillo ejemplo: Cuando nos echamos por primera vez un perfume, lo percibimos fuerte, somos conscientes de sabernos perfumados, nos impregna de su aroma, a los pocos días su fragancia se va haciendo más sutil, al cabo de  un tiempo, no percibimos el olor, pues igual que nuestras fosas nasales se acostumbran al perfume, el cerebro se habitúa a mentir, haciéndose resistente, frente a sentimientos negativos, por lo cual termina metido en una espiral cada vez más resistente, viene a ser, como la pescadilla que se muerde la cola, por lo cual le resulta difícil escapar de la callosidad que ha formado en su cerebro, produciendo “escaladas de embustes.

El Doctor Garrett, Jefe del departamento de Psicología Experimental, explica que en el instante en que una persona engaña, se activa la amígdala cerebral  vinculada con las emociones, las neuronas  alertan y producen reacciones: vergüenza, remordimiento o arrepentimiento. 

Pero hoy quiero hablarles del “mentiroso continuo” El cerebro de este sujeto se amolda a la mentira, por lo cual,  la amígdala se reduce, dejando de emitir señales de arrepentimiento, engañándose continuamente, solo necesita variar la escena, que sigue siendo irreal. 

Nunca llamemos mentiroso a la persona que oculta “algo” una vez en su vida, llamemos mentiroso, a la persona que  saliendo a la luz la verdad, no contesta al ser requerido para desmontar “su falsedad”, la niega de forma pueril y estúpida o escapa. 

Termino con una frase que deseo nos haga reflexionar sobre los políticos  del desgobierno “Nadie tiene la memoria suficiente para mentir siempre con éxito” (Abraham Lincoln).

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso