Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Autor: LINDA D'AMBROSIO
04/02/2019
RECLUIR EL FUTURO

L

os niños, al verse confinados, dejan de contar con los estímulos necesarios para desarrollar su personalidad. Suelen ser víctimas de negligencia o de violencia física y psicológica

Enormes recintos interconectados por pasadizos tenebrosos, lúgubres galerías y empinadas escaleras que no conducen a ninguna parte son los elementos a partir de los cuales Giovanni Battista Piranesi estructuraba sus Carceri d’invenzione, prisiones imaginarias plasmadas en una colección de catorce grabados que datan de 1742. 

Este conjunto de obras describe las cárceles como lugares oscuros, tétricos, y traduce el espíritu que signaba la reclusión punitiva a mediados del siglo XVIII: el producir el mayor sufrimiento posible al reo, física y mentalmente, lo que también se perseguía a través de exhibición pública del culpable en la picota y del paseo de la vergüenza, que le conducía hasta el patíbulo. 

Estas prácticas entrañaban, así mismo, un propósito disuasorio, advirtiendo a quienes pensaran en infringir las leyes la suerte que estaban destinados a correr. 


Linda Dambrosio, la feliz autora de este ensayo

Sin embargo, ya en el siglo XIX se produce un cambio de orientación que suprime casi totalmente el suplicio, y que enjuicia y toma en consideración no solo el cuerpo, sino también el “alma” del procesado, esto es, su historia, sus circunstancias, sus condicionantes sociales, o lo que se suele definir habitualmente como “atenuantes”. Surgen nuevas reflexiones en torno a las razones morales que legitiman la acción de castigar. 

Desde entonces, la prisión es la pena que corresponde a casi todos los delitos tipificados. Su propósito pasa a ser la reinserción y la reeducación, nada semejante a un castigo, y menos aún a una venganza , a una demostración del poder soberano que ha visto ultrajada su persona y cuestionado su poder en la violación de las leyes de la ciudad que rige, diría Focault en Vigilar y Castigar (1975).

Si sobre el juez y el jurado pesa siempre el temor de condenar al inocente, y prima el deseo de que haya una correspondencia adecuada entre el delito y la condena, cuando se trata de niños la responsabilidad es aún mayor, puesto que la reclusión suele tener un impacto considerable en su psique y, por ende, en su posterior desenvolvimiento. También es cuestionable hasta qué punto tiene el menor capacidad de juicio y responsabilidad cuando comete un acto presuntamente delictivo. 

El mero hecho de separar a menores de sus padres tiene una repercusión de dimensiones inestimables. Siempre que el menor sea privado de su libertad, resulta fundamental que se le garantice atención médica y educación, así como cualquier asistencia que necesite, ya sea psicológica, física o jurídica. También tienen derecho a realizar actividades recreativas y a profesar la propia religión. Del mismo modo, es importante que se mantengan separados de los adultos para garantizar su protección ante diversos tipos de abuso y para evitar la “contaminación criminal” producto de la influencia nociva que pudieran ejercer sobre ellos otras personas. 

La Convención de los Derechos del Niño prohíbe la prisión perpetua para menores. Sin embargo, en Estados Unidos más de 2.500 prisioneros condenados a cadena perpetua eran menores en el momento de cometer el delito.

Los niños, al verse confinados, dejan de contar con los estímulos necesarios para desarrollar su personalidad. Suelen ser víctimas de negligencia o de violencia física y psicológica, y una vez concluida la condena, también suelen ser víctimas de discriminación social. 

¿Qué rol puede desempeñar en la sociedad una persona marcada por el sufrimiento y el abuso? Cualquiera que se arrogue la potestad de recluir a un niño, está en la obligación de velar por que le sean provistas las condiciones necesarias para hacer de él un ser humano útil y feliz. 

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso