Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Autor: Isaura Díaz Figueiredo
06/02/2019
ESA LENGUA...

C

uenta la historia de Akineiev profesor de caligrafía,  que la noche de la fiesta del casamiento de su hija con el Profesor de historia Loshadinij surge un problema. Todos estaban charlando entretenidos en la sala, pasando de un tema a otro, cuando el profesor de caligrafía le pregunta a la cocinera, llamada, Marfa, como está el pescado que servirían más tarde.

Ella se lo mostró y el hizo exclamaciones de buen gusto,  realizo un ruido como si fuera un beso. Este ruido lo escucho Vankin, que pregunto  a Akineiev que si lo que había escuchado, era  un beso con la cocinera. El Profesor lo desmintió.

Quedó muy preocupado, si Vankin contaba a todos los invitados que se había estado besando con la mujer encargada de la cocina. Pasdequoi cuenta lo que ocurrió con Marfa,  Vankin los vio, besando a la  cocinera. Y así se fue corriendo la noticia por toda la fiesta, mientras el profesor se sigue preguntando por qué pudo inventar tal mentira.

(Versión libre hecha por Isaura Díaz de Figueiredo)  


La señora Isaura Díaz Figueiredo, autora de este ensayo

La palabra lanzada al viento no tiene vuelta ¿Alguien podrá reparar la calumnia?  Recordé el famoso cuento de Chejov, leyendo una colaboración en el diario La Razón, del buen compañero Don Alfonso Ussía, viernes 1 de febrero de 2019. Él, maestro de maestros lo ha escrito con gracia, yo lo iba hacer de  forma menos algo sajona, para recordar a la Portavoz adjunta del PSOE, señora Hernanz,  el  modo y manera que tuvo cuando acusó al Señor Rajoy Brey, que  en sus viajes como Presidente de Gobierno, lo hizo igual a Sánchez, en avión, coche o…

¡No señora! miente, Rajoy viajó una vez en helicóptero y cogió tal miedo que nunca volvió a tomar un avioncito con alitas de mosquito, se desplazaba en avión ¡pues claro! no querrían ustedes que cruzara los mares nadando,  les aseguro que a lo largo de la Legislatura, comienza el 13 de diciembre del año 2011 y termina con la Moción de Censura de su Jefe,  apoyada por los rompe España,  el día 1 de junio de 2018. 

Rajoy Brey tomó el avión,  menos veces que su Jefe en unos meses, ¡esto de Sánchez... es una querencia a los vuelos que no tiene paragón! Usted dijo “Sánchez viaja igual que Rajoy, pero sin extra de vino y Whisky. Eso queda muy feo, falto de elegancia, resulta ramplón dejando ver sin pruebas, que nuestro ex-presidente era un borrachuzas.

Le aconseja Ussía que mire las hojitas sobre historia, vamos que se ilustre— ¡Cómo qué no estamos muy puestos!  Grandes bebedores (No es el caso del señor Rajoy)  pertenecientes a la alta política (sí sé marina con alcohol) trae  grandes resultados.

Churchill, el político más importante del siglo XX, como todos saben,  caso contrario vean la película, fue un gran borrachito. 

Película, por cierto—fidedigna  con la  historia— recuerda un enfrentamiento  entre Lady Astor y Churchill.

Llega al Parlamento el señor Churchill, con lengua, un  mucho, estropajosa, algo que la suspicaz Lady no deja pasar.

—Lamento comprobar, señor que es usted un borracho—

Respuesta del político—

Y usted lady Astor, es fea. Mi problema se soluciona con una breve siesta. El suyo no tiene remedio.

—Señor Churchill, si yo fuera su mujer, mañana mismo le pondría cianuro en el té

—Resp: Y si yo fuera su marido me lo beberíaEn otra ocasión Harold Wilson, viaja a Caracas, a fin de firmar un saludable contrato petrolífero. Bebió 7 Martinis entre Londres y Caracas. Llegó como una cuba. El Embajador del Reino Unido  lo recibe a pie de avión, al llegar a la embajada, estaba programado un baile de recibimiento, Sir Harold  pide otro Martini

—Digamos, que chapurreaba un poco de español caraqueño y el alcohol de ponían juguetón

Al llegar el momento del baile, fija su mirada en el trasero de una mujer vestida de color carmesí. Le susurra a la espalada—Bella dama de rojo ¿Me concede este vals?

La bella dama se mostró irascible.

—No, por tres motivos.1º -No me considero una bella dama, 2º- lo que suena no es un vals, sino el himno de Venezuela y 3º -soy el arzobispo de Caracas…

Pero el señor Wilson retornó  con un contrato petrolero muy beneficioso para su nación. El Secretario General de la ONU, Pérez Cuellar, tenía en la nevera de su despacho, un compartimento  con 5 Martinis preparados para su consumición.

La reina Mary, esposa del rey Alberto, padre de la actual reina Isabel II  de Gran Bretaña y que vivió hasta los 102 años,  fue madre y esposa ejemplar mientras trasegaba diariamente una botella de ginebra. Gromiko, un buen ministro de Exteriores de la  extinta URRSS, llevaba en el bolsillo derecho de su chaqueta o abrigo, una botella de vodka “Stolicknaya” tiraba del contenido ¡A morro! cuando se cerraban las puertas y bajaban las lunas tintadas de su coche, un Moskova.

Ya ve señora, el alcohol no es  tan inusual en  la alta política,  muy grosero por su parte acusar de alcohólico, sin pruebas ni fundamento, solo con el veneno,  como medida de desprestigiar  al señor Rajoy, a quien, todos los españoles de bien, estamos agradecidos por salvarnos de un rescate,  las mentiras de Zapatero y los brotes verdes de Doña Elena Salgado, que ¡pobrecillos! secaron antes de nacer, nos condujeron a mayor  desastres económico “La gran crisis”. ¿La recuerda?

Rajoy pudo haberle contestado o presentar denuncia por difamación;  esperemos que a pesar de su inquina al Partido Popular, los españoles sepan echar en la urna el voto a quien de verdad lo merece. Si no fuera a golpe de Decretazo, el Tic-Tac hace tiempo que estaba puesto en marcha... y posiblemente usted no ocuparía el cargo que ostenta. 

La reputación de Rajoy sufrió una lesión inmerecida,  el tiempo va a decir todo lo que hay que hablar. Incluso si tiene que defenderse D. Mariano, siga usted tirando de la vena inglesa, dese tiempo. No se asustes. No explote. 

“Nada hay tan veloz como la calumnia; ninguna cosa más fácil de lanzar, más fácil de aceptar, ni más rápida en extenderse.” (Cicerón) 

“No olvide señora portavoz adjunta que

 “El silencio nunca se manifiesta con tanta superioridad como cuando se emplea como réplica a la calumnia y a la difamación.” (Joseph Addison)  

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso