Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Autor: Isaura Díaz Figueiredo
06/03/2019
EL REGALO DEL INSULTO

C

erca de Tokio vivía un gran samurái, ya anciano, que ahora se dedicaba a enseñar el budismo zen a los jóvenes. A pesar de su edad, corría la leyenda de que aún era capaz de derrotar a cualquier adversario.

Cierta tarde, un guerrero, conocido por su total falta de escrúpulos, apareció por allí. Era famoso por utilizar la técnica de la provocación: esperaba que su adversario hiciera el primer movimiento y, dotado de una inteligencia privilegiada para captar los errores cometidos, contraatacaba con velocidad fulminante.

El joven e impaciente guerrero jamás había perdido una lucha. Conociendo la reputación del samurái, estaba allí para derrotarlo y aumentar así su fama.Todos los estudiantes se manifestaron en contra de la idea, pero el viejo sabio aceptó el desafío.

Fueron todos hasta la plaza de la ciudad, y el joven comenzó a insultar al maestro. Arrojó algunas piedras en su dirección, le escupió a la cara, gritó todos los insultos conocidos, ofendiendo incluso a sus antepasados... Durante horas hizo todo lo posible para provocarlo, pero el viejo permaneció impasible.


La señora Isaura Díaz Figueiredo

Al final de la tarde, sintiéndose ya exhausto y humillado, el impetuoso guerrero se retiró. Decepcionados por el hecho de que su maestro aceptara tantos insultos y provocaciones, los alumnos le preguntaron.

—¿Cómo ha podido usted soportar tanta indignidad? ¿Por qué no usó su espada, aun sabiendo que podía perder la lucha, en vez de mostrarse cobarde ante todos nosotros?

—Si alguien se acerca a ti con un regalo, y tú no lo aceptas, ¿a quién pertenece el regalo? preguntó el samurái.

—A quien intentó entregarlo —respondió uno de los discípulos.

—Pues lo mismo vale para la envidia, la rabia y los insultos —Dijo el maestro— Cuando no son aceptados, continúan perteneciendo a quien los cargaba consigo.

(Paulo Coelho) 

Hooligan: anglicismo utilizado para referirse a los hinchas de nacionalidad británica que producen disturbios o realizan actos vandálicos.

Sabe la señora Lastre ¡ufff perdón! Lastra el significado ¿Por qué lo aplica a la señora Ana María Pastor?“A qué uso esta palabra, contra la Presidenta del Parlamento” le recuerdo viendo su fragilidad de retener la biografía de los que no pertenecen a su caballo ganador.

La señora Pastor tiene la carrera de Medicina, ejerció con pulcritud y buen saber hacer, usted no ha llegado a terminar una sencilla carrera, se apuntó como medio de vida, a la política y en estos momentos a caballo ganador…ojala sea dentro de poco como decía el míster Astor, esposo de la Primer Mujer Parlamentaria en Inglaterra Lady Nancy Astor; apunten a mis caballos, saben que van a perder, pero el regusto y la inquietud que produce........ 

Hace falta carecer de escrúpulos en el SOE, ya no puede superarse más, día a día nos sorprende la bajeza moral que usan, descalifican, insultan, si uno no tiene madera parlamentaria, vaya a hacer aquello para lo que esté preparado y no quieran ocultar con bravuconadas, los ERES en Andalucía, aquellos que iban a bares de lucecitas, a comer gambitas “Huerva” en las casetas de la Feria de Abril, asaban vacas con billetes de 500 euros… la Ley es y ha sido muy lenta, espero que el peso del platillo de la Justicia caiga con todo el peso sobre demasiadas cabezas andaluzas, que llevaron su cortijo durante 36 años a la peor de las miserias. 

A Doña Ana Pastor, nadie le ha regalado nada, se lo ha trabajado. Les invito a leer lo que escribió Paulo Coelho y quizá algo se pegue, se “les pegue” recuerden que no insulta quien quiere, si no quien puede y a usted le falta mucha categoría para que un insulto suyo pueda hacer daño.

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso