Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Autor: LINDA D'AMBROSIO
06/08/2019
LOS CIELOS DE CURUMO

S

ubrepticiamente, Caracas se desliza en la trama como un personaje más, como una entidad orgánica, viva. Sus paisajes, sus aromas, su humedad, sus miserias.

Cuatro mujeres coinciden, de manera fortuita, en un céntrico apartamento caraqueño. Así confluyen también sus historias, que han de conducirlas a compartir un momento señalado de la historia de la ciudad, en Los cielos de curumo, la más reciente novela de Juan Carlos Chirinos, publicada por La huerta grande a mediados de abril. 

“Las cosas cambian cuando vives en un ciudad como Caracas, en la que sabes que hay un depredador dando vueltas sobre tu cabeza”, se afirma en el libro, aludiendo metafóricamente a las amenazas que se ciernen sobre los personajes, pero también a los curumos, los sempiternos zamuros “que vigilan Caracas desde las nubes con su visión olímpica” y que confieren su nombre a la obra, constituyéndose también en promesa de transformación, puesto que ese es el papel que desempeñan como aves carroñeras que son: el de agentes de desintegración de lo fenecido, convirtiéndolo en vida. Por otra parte, los zamuros son los primeros que perciben el mal, que anticipan la muerte. 


Nuestra compañera Linda Dambrosio

Subrepticiamente, Caracas se desliza en la trama como un personaje más, como una entidad orgánica, viva. Sus paisajes, sus aromas, su humedad, sus miserias, van sumiendo al lector en una atmósfera de resignada expectación, de anonadamiento ante la lluvia pertinaz que describe un narrador cuyo discurso se extiende en segunda persona a lo largo de la novela, dirigiéndose a los protagonistas, rememorando los hechos que los condujeron al momento y al lugar en el que, finalmente, han de encontrarse todos. 

La novela, según explica Chirinos, quería ser una reflexión acerca de cómo se manifiesta el amor en diferentes tipos de relaciones. Ello brinda la ocasión al escritor de asumir la voz no de uno, sino de cuatro personajes femeninos, una experiencia que nutre de la observación, de preguntarse cómo reaccionarían estas mujeres en determinadas circunstancias, de consultarlo con sus amigas, logrando una narración que resulta muy convincente. 

El escritor afirma que no hubiera sido verosímil la ausencia del elemento político, siendo Venezuela, como es, el contexto de los hechos, pero no es una novela que tenga la pretensión de efectuar acusaciones. Antes bien: Chirinos intenta eludir el cliché, ampliamente difundido, de que los escritores latinoamericanos versan inevitablemente sobre las dictaduras o claman por la justicia social, lo cual excluye un amplio número de manifestaciones literarias que tratan otros asuntos. Siendo loable, cual es, esa labor de denuncia, la literatura tiene una única función que pervivirá más allá del chavismo: ser literatura. Y el escritor crea un gran fresco sobre la Venezuela que existe, primordialmente, en su cabeza. 

Juan Carlos va trazando una serie de líneas que despistan al lector, y que resuelve en un final inesperado. Pero, en lo personal, me parece que la historia resulta secundaria, no porque no sea valiosa, sino porque en Chirinos, que se reconoce en deuda con José Balza, lo deslumbrante es el lenguaje, el tino para desplegar su sensibilidad y encontrar la relación entre elementos inconexos, que existen de forma independiente hasta que el escritor los funde en símiles abrumadoramente poéticos (vivía como un ciego en un ramo de rosas). 

Al mismo tiempo, nos ilustra con su erudición, rescatando episodios, imágenes, libros del mundo real para nutrir la historia. Así, hace referencia a la obra que engendra la frase el que crea, pierde, que se repetirá a lo largo de la novela, o a cierto entomólogo alemán que diserta sobre la armonía de Caracas con la naturaleza… 

Se trata, sin duda, de una novela meritoria que debe ser leída.

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso