Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Autor: Isaura Díaz Figueiredo
24/09/2019
ANTE EL MANIPULADOR, ¿QUÉ HACER?

T

odos conocemos formas de manipular, desde, chantajes, insultos, mal humor, etc...

Pero hay un tipo de manipulación muy dañina, la cual es difícil de detectar en un principio, es una trampa en la que se va cayendo lentamente… 

Manipulación emocional.

Fases de captación

—Lo primero que hace el manipulador, es lucirse, para que la otra persona, inicie una pequeña admiración. Continúa por agradar, tratar bien, dar relevancia a sus actos, la frase amable en el momento justo.


Nuestra encantadora Isaura Díaz Figueiredo

El manipulador, sabe, lo que la persona necesita, y cuando lo precisa, por ello, no  es de extrañar, que  el halago “desde mi punto de vista” lo considere un hermoso dardo envenenado, que hace  pitar los oídos en exceso. Percibamos el hedor que desprende.

—Lo segundo, conocer los puntos débiles y carencias, para ofrecer un falso apoyo. Recibirá continuamente refuerzos positivos, contacto diario. Luego viene el cambio de papeles… baja la atención, afecto, sostén, comunicación. Ahora es la otra persona, la que va detrás incondicionalmente. Los papeles se han invertido.

El manipulador, es persona insegura, con baja autoestima, pero sin embargo intentan dar la imagen opuesta. Sus temores  e inseguridades son encubiertos bajo actitudes egoístas, agresivas y dominantes. La inseguridad del manipulador, hace que emplee técnicas basadas en la adustez, aspereza. Son egoístas, por carecer de habilidades sociales.

Los medios sutiles, son la máscara, para conseguir que los demás hagan lo que él quiere. La falta de empatía, les lleva a ser rígidos, juzgar sin conocer los motivos, hacer ver, que sólo ellos tienen la razón y verdad absoluta. Ellos contra el mundo, quien no piensa igual y se adapta a sus deseos son desvalorizados.

Cada vez que  experimentan situaciones que les frustran, o ponen en entredicho su posición o poder, reaccionan con rabia, están alerta, atacan desde la intolerancia y la crítica destructiva. El manipulado se siente mal, se pregunta por qué no recibe  “las atenciones de antes”, llega a sentirse culpable, creyendo haber  incumplido, cometido yerros.  Amigo, le han manipulado.

Recuerde, las emociones hablan por sí solas, no sé sienta víctima, ni tenga cargo de conciencia, aléjese.

Reflexión:

“Los hombres, en general, no son sino marionetas maltratadas por un titiritero.” (GIOVANNI PAPINI)

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso