Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 
 
Autor: Pla Ventura
12/06/2018
REVILLA, DESGARRADOR

E

l suceso editorial de este año no ha sido otro que el libro de Miguel Ángel Revilla, el Presidente cántabro que, SIN CENSURA, cual es el título del libro ha arrebatado al personal. No es para menos porque, dicho volumen no es otra cosa que un cántico desgarrador en el que, Revilla es capaz de contarle a la sociedad en que vivimos la clase de políticos que tenemos, como él diría, para mear y no echar gota.

El libro es de un dramatismo sin límites; una censura permanente hacia la clase política que, en su inmensa mayoría producen asco y repugnancia y de tal modo nos lo hace ver el señor Revilla. Ciertamente, como españolito cualquiera, tras leer este libro no sé si me encuentro mejor o peor de cómo estaba.


SIN CENSURA, el enigmático libro de Miguel Ángel Revilla

Todos sabíamos de la corrupción de España pero, aquello de comprobar nombres y apellidos de los corruptos, del fraude multimillonario que dichos reptiles asquerosos han cometido contra el bolsillo de los ciudadanos honrados que pagamos nuestros impuestos, es como para buscar una isla desierta y marcharnos todos los que de la honradez hemos hecho bandera.

No hace falta ser muy listo para, tras leer a Revilla, poder afirmar que vivimos en el país más rico del mundo; incluso Estados Unidos son unos graciosos a nuestro lado. No puede ser de otro modo; con lo que aquí se ha robado y que sigamos comiendo millones de personas todos los días, o se trata de un milagro divino o, repito, vivimos en el país más rico del mundo; ¡pero si sobraría dinero con todo lo  que se ha robado, caso de que se devolviera, para construir dos Españas más! Pese a todo, que no estemos en total bancarrota es porque estamos asistidos por Dios.

No sé qué calificativo otorgarle a Miguel Ángel Revilla; en principio se trata de un tipo admirable que, en el uso del poder que le confiere su gobierno autonómico de Cantabria y ser capaz de contar las corruptelas de cientos, miles de políticos que, en idéntica situación a la que Revilla vive, ha tirado de la manta y ha dejado al descubierto a los políticos más relevantes de España.


Un tipo singular como pocos, Miguel Ángel Revilla

Hay que tener muchos cojones, caso de Revilla, para tener el valor para jugarse la vida con todo lo que ha dicho puesto que, como él sabe, en Colombia, Venezuela o cualquier otro país de Sudamérica sería ya un cadáver famoso.

Hay un dicho español que nos dice que la ignorancia es la madre de la felicidad y, es muy cierto pero, ¿qué es mejor vivir en la ignorancia mientras todos nos roban y mienten o saber los nombres y apellidos de esos reptiles sin escrúpulos para que todos nos andemos con cuidado?

Por mucho que me ha dolido, prefiero saberlo; la verdad nos hará libres y, es muy cierto. Esa verdad que Miguel Ángel Revilla nos ha enseñado seguro que nos hace libres para que, en las próximas elecciones sepamos discernir a quién o a qué partido le entregamos nuestro voto, es decir, nuestra confianza, justamente la que nos ha arrebatado el Partido Popular con sus miles de casos de corrupción.


Dos genios de la política, Revilla y Pepe Mujica

Tras leer SIN CENSURA, no hace falta ser muy listo para saber que Revilla se ha buscado enemigos en tropel, precisamente dentro de la clase política pero, a su vez, es de clamor popular la admiración que siente el pueblo por este político honrado que, a sin duda, si un día le cogieran robando una caja de cerillas seguro que se pudriría entre rejas. “Fichado está” ¿Cómo no estarlo si ha sido el látigo fustigador de los hombres más poderosos de este país durante décadas?

Políticos al margen, me quedo con la verdad de Miguel Ángel Revilla, con su talante cautivador, con esa gracia y poder de conexión que tiene con la gente; un poder que, inteligencia natural al margen, le viene dado como compensación o premio a su honradez puesto que, como antes decía, el más mínimo desliz de Revilla sería condenado con más dureza que a nadie en el mundo.

Nos aferramos a su verdad, a su talante, a su honradez, a su forma tan bella de entender la vida y, por encima de todo, en la aplicación de algo tan común y corriente que se llama lógica, una palabra natural, bella adulta que, para nuestra desdicha, la clase política jamás logró entender.

Digámosle al señor Revilla, aunque él lo sabe todo, que un grupo empresarial coge a un hombre útil y honrado y lo convierte en un imbécil y a su vez, la clase política, en la rama que fuere, coge a un imbécil, lo asciende y lo convierte en un dirigente del pueblo. Así está este mundo y, de forma lamentable, este bello país que en su día en sus dominios no se ponía el sol; distinto es ahora que, por tantos hijos de puta como sobrevuelan nuestro cielo, es por ello que casi siempre está nublado.

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso