Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 
 
Autor: Pla Ventura
04/04/2019
CABRAL Y CORTEZ, GIRA ETERNA

H

oy ha entregado su alma a Dios el que fuera un gran cantor argentino que, para suerte nuestra, todos le sentíamos como un español más puesto que, residía entre nosotros más de cuarenta años, atendía por Alberto Cortez, autor de innumerables canciones pero que, su gran proyecto no fue otro que juntarse con su compatriota Facundo Cabral para llevar a cabo aquella gira mundial que todos conocimos como LO CORTEZ NO QUITA LO CABRAL en que, durante varios años le dieron la vuelta al mundo.

Yo tuve la fortuna de asistir a dicho concierto en Madrid que, para mi suerte, desde aquella bella noche pude establecer una bendita amistad con Facundo Cabral, el que fuera compañero y amigo de Alberto Cortez durante tantos años. Sería de necios discutir la grandeza artística de Alberto Cortez que escribió y cantó cientos de canciones, algunas de la autoría de Cabral que muchos creían que eran de Cortez.

Alberto Cortez era un sabio en toda regla, un cantor en la elite de los más grandes cantores pero que, al paso del tiempo, cuando murió Cabral no se inmutó en lo más mínimo; es más, me dolió en el alma que en las muchas entrevistas que Cortez concediera tras la muerte de Cabral, nunca le nombró, algo que me asombró muchísimo; yo diría que a todo el mundo puesto que, repito, la grandeza de Alberto Cortez tuyo mucho mayor eco en aquellos años en que hacía dueto con Facundo Cabral.

Sospecho que Alberto Cortez era más divo que Cabral y, a las pruebas me remito. Todo empieza y todo termina, como empezó y terminó aquella gira inolvidable que, como dije, la conocimos como LO CORTEZ NO QUITA LO CABRAL pero, ¿por qué terminó? He aquí el quid de la cuestión puesto que, como Cabral me confesara, todo ocurrió en México cuando en plena gira Cortez le dijo a Cabral que estaba cansado de las referencias que éste hacía a Dios, a sus creencias y sus convicciones.

Cabral le dijo a Cortez que, con sus referencias al Creador no le hacía daño a nadie pero, Cortez no le entendió y, en aquel momento se produjo la ruptura inesperada puesto que, ante el veto que Cortez le imponía a Cabral, éste cogió un avión y se marchó a Buenos Aires. ¿Será que Cortez no sería creyente? Nunca lo pude saber, pero sí supe, de primera mano, las causas de la ruptura más estúpida entre dos cantores singulares.

Quiero pensar que Cortez ya estará en el Cielo y que Cabral lo habrá recibido amorosamente, como él recibía a todos cuando estaba en nuestro plano físico. Creencias al margen, lo que sí está clarísimo es que Alberto Cortez fue un cantor singular que, para su desdicha, no supo entender a su compatriota que, alejado de toda beatería estúpida, tenía clarísimo que el que todo lo puede, el Creador, tenía que estar por encima de todas las criaturas mortales de este mundo y, así lo proclamó.

Ha muerto un grande de la música que, para su fortuna, lo ha hecho en un hospital, como suele morirse la mayoría de las gentes, atendido por los servicios sanitario y rodeado de los suyos. Peor suerte tuvo Facundo Cabral que le segaron su vida con una balacera de un asesino que, confundido, mató al que no deseaba matar. Ambos cantores han muerto, pero qué diferencia más abismal para sellar sus respectivas muertes.

Pese a todo, como digo, ahora la gira será eterna. Es decir, una vez más, LO CORTEZ NO QUITAL LO CABRAL, en vez de cautivar a los mortales cuando ellos actuaban en los teatros, ahora tendrán a todo el universo cautivado con tan bellas melodías. Que Dios les tenga a ambos a su diestra, es mi deseo.

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso