Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 
 
Autor: Pla Ventura
05/04/2019
LO QUE NO SABÍA CABRAL

S

iento una pena infinita al contar lo que voy a narrar porque me produce desazón, digamos que hasta una rabia infinita porque Facundo Cabral no sospechaba jamás todo el daño que le harían después de muerto. Si en vida ya se lo hicieron, justamente los que le rodearon, tras su óbito, han vertido excrementos sobre su memoria de una forma ruin, cruel, mezquina, cobarde, maldita y sin paragón en cuanto  a la maldad se refiere. Yo no sospechaba que pudiera haber gente tan mala a su alrededor que, cobardemente, desde que Cabral murió se han “entretenido” en mancillar su memoria, su nombre y toda su obra.

Los últimos hechos cobardes que se han vertido sobre la memoria de Cabral no tienen parangón; digamos que serían muy difíciles de explicar, pero yo lo voy a contar. Como todos los cabralistas del mundo saben, desde España construimos la única página en su honor, todo un documento que Facundo disfrutó en los últimos años de su vida; digamos que, todo un documento que debería de haber nacido en Argentina, la patria del mejor cantor que he conocido; pero no, fuimos nosotros, un grupo de españoles ilusionados los que construimos la página para deleite del propio cantor y, sin duda, para todos los partidarios que tenía que, como se sabe, eran legión.


Pese a todos, eternamente, Cabral

Nuestra página como homenaje a Cabral la tiñó de vida propia nuestra compañera Saitanlua, una señora excepcional que consagró muchos años de su vida para rendirle culto al maestro, sencillamente para que a diario se sintiera homenajeado, todo ello, producto de su arte, de su magia; digamos que, Saitanlua, con los videos que hizo sobre el maestro lo único que pretendía era la divulgación del nombre de Cabral puesto que, como el propio Facundo nos confesara, quería que nosotros fuéramos sus lazarillos para seguir difundiendo su obra por el mundo y, como él nos confesara, que jamás cejáramos en dicho empeño incluso cuando él muriera.

Saitanlua tomó nota y trabajó de forma denodada por y para el maestro Cabral, hasta el punto de que, de forma semanal, Cabral llamaba a dicha señora para interesarse por sus videos que, para nuestra fortuna, al final habíamos logrado la friolera de cincuenta millones de visitas al respecto de lo que eran los videos de Cabral, los que adornaban nuestra página; unos documentos irrepetibles que ya no veremos jamás. Tras lo que fue la eclosión tan bárbara de visitantes ante los videos sobre Cabral, ahora mismo siento desolación puesto que, de haber puesto los consabidos anuncios que todo el mundo pone en los videos, a estas horas podíamos vivir opíparamente con aquel logro.

Pero no, nosotros trabajábamos por amor, como nos había enseñado el maestro Cabral. Y fijémonos si lo de Cabral no era puro amor que, en una de sus actuaciones en España, llegó a manos de Facundo la tercera parte de lo que él había cobrado y, el pobre, ni se inmutó. Cuando se enteró de semejante aberración solamente nos dijo: “No sufras, porque solamente lo barato se compra con dinero”

Desconozco qué clase de amigos o familiares dejó Facundo en este mundo, ni lo quiero saber porque deben ser reptiles al más alto nivel. Y lo digo con conocimiento de causa porque el pasado año, un día cualquiera, al levantarnos para visualizar los videos de Facundo que los teníamos por centenas, comprobamos que YouTube había eliminado de la red todo el material relacionado con Facundo Cabral. Nadie nos dijo nada, nunca supimos los motivos, pero si barruntamos que algún mal nacido o como dirían en México, algún hijo de la gran chingada se ha tomado el tiempo y la molestia de borrar lo que debería ser la obra inmortal del mejor cantor que ha existido bajo la faz de la tierra.

Pobre Facundo porque desde su estrado celestial habrá comprobado que los que decían ser sus amigos eran unos delincuentes que, poseídos por el rencor, la envida, el resentimiento y el odio más exacerbado, no pudieron entender que, desde España se le siguiera tributando a Cabral el más bello homenaje con nuestra página y, sin duda, con ese primor de videos que era la obra toda de Saitanlua.

Fijémonos que, mientras que Facundo nos decía que, por favor, que tras su muerte siguiéramos difundiendo su nombre, ahora unos desaprensivos se han cargado de un plumazo lo que debería ser la inmortalidad del mejor cantor que ha dado Argentina.


El cantor que vivirá eternamente en los corazones de los que le amamos

No queda nada de Facundo en la red. Un hecho que me parece el más criminal de todos los que he conocido. Los residuos que quedan en YouTube de Facundo Cabral atienen por una asquerosa página hecha con muy mal gusto y con peores ideas. Sepamos todos que, Cabral, era admirado por millones de gentes por el mundo y, al margen de lo que ha sido nuestra labor por ensalzar su nombre e inmortalizarle, ahora ya es todo historia; repito que, apenas queda nada. Es decir, generaciones venideras que podrían saber el día de mañana la grandeza de un cantor inolvidable, esas generaciones nunca sabrán nada porque todo ha sido borrado; vamos que, uno tiene la sensación de que alguien con una dosis de odio incalificable, ha pretendido que, ante los demás, que Facundo Cabral nunca existió. Y lo han conseguido.

Para echarle más excrementos a la memoria de Cabral, últimamente se ha editado un libro en su “honor” que, más que honrarle, es toda una burla en toda regla hacia la memoria de Facundo. Nunca en mi vida había visto un bodrio tan denigrante como el libro citado que, por supuesto, no diré su nombre para que nadie pueda tener la tentación de comprarlo, lo hice yo que soy retrasado mental, pero no quiero que las personas normales cometan dicho error.

Como venía diciendo, no se imaginaba Facundo Cabral todo el odio que despertaría después de muerto. Y estas son las pruebas. Lo que si lamento, como le dije a Saitanlua, que en su día no hubiésemos puesto publicidad en dichos videos que, dada la cantidad de visitas que tuvimos, cincuenta millones de admiradores de la obra de Cabral y, con dichos anuncios hubiésemos cobrado, en el peor de los casos, las miles de horas invertidas en toda la obra de Cabral.

Que Dios siga bendiciendo a Facundo Cabral allí donde esté y, a ser posible que les de su merecido a todos los criminales que han atentado contra la memoria del mejor cantor y poeta que he conocido jamás. A mis años creía que lo había visto todo; pero no, estaba equivocado, nunca pensé que se pudiera atacar de forma criminal y cobarde la memoria de un ser humano que, como siempre dije, había dejado un legado fantástico para la humanidad, como ha sucedido con todos los artistas del mundo. Chavela Vargas, María Dolores Pradera, José Alfredo Jiménez, Antonio Aguilar, Juan Gabriel, Alberto Cortez, cualquier artista que pudiéramos imaginar, todos tienen su obra en la red, menos Facundo Cabral puesto que uno asesinos de la historia así lo decidieron.

Como ha quedado latente y de puro manifiesto, los suyos, los que más cerca tenía Facundo Cabral no comprendieron nunca su axioma más bello, razón de toda la maldad que ahora ejercen. Este es el axioma: Si los malos supieran qué ben negocio es ser bueno, serían buenos aunque fuera por negocio.

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso
 
  Autor: DINA EMED 09/04/2019
  EXCELENTE PERCEPCION QUE SOLO UNA SENSIBILIDAD TAN PROFUNDA PUEDE TRANSMITIR ...COMO NO COMPARTIRLO ABRAZO PLA VENTURA GRACIAS¡¡¡  
  Autor: ABELEDOS 05/04/2019
  Lo estaba leyendo y no me lo podía creer. Qué bárbaro! A ver si se descubre lo que ha pasado, aunque parece sencillo de adivinar.  
  Autor: Fernando Parra G. 05/04/2019
  Estimado y querido amigo Luis Pla., esto que escribes me deja atónito. Estos malnacidos que han hecho esto,tarde que temprano la vida les pasara y cobrara la factura de este hecho, y de alguna forma u otra pagarán en esta vida por esto que han hecho. Me parece que donde quiera se encuentre el Maestro Facundo Cabral, ha visto este hecho, el no necesita de estos Malnacidos, y en su infinita sabiduría espero los Perdone, porque yo No, al igual creo que Miles de sus seguidores, que somos Muchos. El Consuelo que me queda, es que mientras sigan existiendo Personalidades tan Importantes como Tú,Saitanlua y tantas otras personas con un Alto Grado de Profesionalismo, Ética, Humildad y Valores a la Vida y hacia la Memoria de Facundo Cabral, Su Vida y Obra CONTINUARA.... y a personas como yo, ignorantes de este Tema, nos toca continuar desde nuestra trinchera, manteniendo y propagando su Obra entre nuestros hijos y amigos. Recibe querido Luis Pla en compañía de todos los demás Seres de Luz que te Rodean un Fuerte y Sincero Abrazo hasta donde quiera se encuentren. Un abrazo y bendiciones. Sinceramente te quiere y aprecia este humilde servidor. Fernando Parra G.